Cho Seung-Hui -99 (100 ASESINOS FAMOSOS DE LA HISTORIA)

jueves, 21 de febrero de 2013 .

Nació: en Seúl, Corea del Sur, el 18 de enero de 1984.
Falleció: en Blacksburg, Virginia, Estados Unidos, el 16 de abril de 2007.
En síntesis: fue el autor de la masacre del Instituto Politécnico de Virginia, donde estudiaba literatura inglesa. Mató a 32 personas, hirió a 25 y se suicidó.




A las 7:15 Cho asesinó a dos estudiantes y luego regresó a su habitación Mandó por correo a NBC News un video y un manifiesto que explicaba sus acciones. A las 9: 45 se dirigió a un edificio de aulas y durante nuevr minutos disparó 170 cargadores sobre los presentes. Luego de la masacrr, el gobernador de Virginia nombró un panel para investigar el episodio. 11 reporte final, de 30 páginas, contenía la historia médica de Cho y una lis ta de todos los profesionales que habían fallado en detectar los alarman tes síntomas.
Desde sus primeros años de vida, su conducta fue motivo de preoeu pación para su familia. Según un tío, Cho «no decía mucho y no se relia cionaba con otros chicos». Cuando tenía ocho años, sus padres decidieron mudarse a Estados Unidos con ia esperanza de escapar a la vid;i dr pobreza que llevaban en Corea. Se instalaron en Washington D.C., donde abrieron una tintorería. En esa época, Cho hizo los tres años de educación elemental en la mitad de tiempo. Su imposibilidad de hablar y su timidez extrema lo hicieron objeto de un maltrato escolar permanente.

En 1999 Cho siguió con gran pasión la tragedia de Columbine y en una de sus tareas escolares escribió que deseaba repetirla. La escuela contactó a la familia y Cho fue enviado a un psiquiatra. Le diagnosticaron un desorden de ansiedad severo, que era la causa de su «mutismo selectivo». Desde entonces recibió medicación y tratamiento y fue reír vado de todas las presentaciones orales. En la investigación de 2007 posterior a la masacre, los especialistas señalaron que, en realidad, dificultad para hablar podría haber sido un síntoma de que Cho estaba desarrollando esquizofrenia.

En la universidad su comportamiento siguió generando inquietud en profesores y compañeros. Nunca se sacaba los anteojos de sol y no respondía a los saludos. En una de las primeras clases, en la que los alumnos debían presentarse al grupo, él permaneció callado y en la hoja de asistencia, en lugar de su nombre, había escrito un signo de interrogación. Desde entonces, sus compañeros lo apodaron «question mark».

Después de seis semanas de clase, una de sus profesoras pidió que fuera retirado de su curso por encontrarlo intimidante. Pasaba su tiempo fotografiando las piernas de sus compañeras y escribiendo poesía obscena y violenta. Todas las autoridades de la universidad fueron alertadas del episodio, pero la respuesta fue que nada podía hacerse mientras la amenaza no fuera inminente.

En 2005 protagonizó dos episodios de acoso a alumnas, con llamadas, mensajes extraños o visitas inesperadas que terminaron en denuncias a la policía del campus. Para las autoridades estas denuncias fueron nuevas alertas desoídas. Para Cho, rechazos que lo llevaron, en diciembre de 2005, a enviar un mensaje a su compañero de cuarto diciendo que se suicidaría. Avisadas de inmediato, la familia y las autoridades de la universidad lo llevaron al hospital donde los médicos establecieron que era necesaria una internación. Sin embargo, el fiscal que intervino determinó que el tratamiento ambulatorio sería suficiente. De todas formas, ni unos ni otros supervisaron el cumplimiento de las indicaciones y Cho pronto volvió a su vida en el campus. Un año más tarde, en febrero de 2007, compró las armas y la munición que utilizó en la masacre.

Como Jesús

Uno de los pasajes de su manifiesto decía: «Vandalizaron mí corazón, violaron mi alma, e incendiaron mi conciencia. [...] ¿Saben cómo se siente ser humillado y crucificado? ¿Desangrarse hasta morir para que ustedes se diviertan?[...] Yo no estoy obligado a hacer esto. Podría haber renunciado. Podría haber huido. Pero no, no voy a correr más. No es por mí.  Es por mis niños, por mis " hermanos y hermanas que ustedes jodieron; lo hago por ellos».


Comentários:

Publicar un comentario

 
EL MUNDO PARANORMAL © Copyright 2010 | Design By Gothic Darkness |